jump to navigation

Un antropólogo en la empresa (¿por qué innovamos?) 14 marzo 2010

Posted by Marcello Rinaldi in e-learning.
trackback

Por fin he podido leer, este fin de semana, un libro que hacía mucho que quería tener entre mis manos y devorar, Las 10 caras de la innovación de Tom Kelley. Para cualquier persona involucrada en procesos de innovación, Tom es algo más que un ejemplo: es la persona que mucho más que otras más conocida que él, ha logrado convertir la innovación en negocio y en aportar valor a los negocios a través de un proceso de constante innovación. IDEO es, por supuesto, no sólo una empresa sino sobre todo un concepto de como convertir una visión en un negocio rentable y muy concreto.

El libro es en sí un resumen de la visión actual de IDEO hacia la manera más correcta de innovar. Por supuesto, para los que estamos en este sector de los Social Media y de E-Learning, “innovación” es una palabra tan abusada que en general produce reacciones contrarias a las esperadas. De hecho, yo soy el primero en intentar NO usar nunca esta palabra a la hora de proponer soluciones a los clientes de mi empresa, porque la típica reacción es de rechazo. Es comprensible, me muevo en un sector donde muchos vendedores de humo la usan cada 5 minutos para proponer soluciones mágicas a los problemas corporativos.

Pues, es refrescante en cambio ver como se puede innovar con un planteamiento muy pragmático y enfocado a proponer soluciones que realmente pueden cambiar el funcionamiento o los negocios de una organización.

En la descripción de los 10 perfiles que hacen falta para innovar, Tom habla con mucho cariño del perfil del que menos se suele comentar, el antropólogo. ¿Un antrópologo en la empresa? Parece más un título de una película que una realidad. Pero vamos a ver…

En todos los sectores innovadores confiamos muchos en los que más conocen la técnica. En mi sector, por ejemplo, los que más saben de tecnología web. Pero en todo esto, muchas veces nos olvidamos del porque innovamos. Es decir, es interesante disponer de expertos que sepan como hacer las cosas, como innovar productos, procesos o servicios.

Pero al final y al cabo, si no sabemos porque lo hacemos, admitamoslo, nuestra visión de empresa es bastante limitada y inútil.

Como Tom Kelley, yo también siento un cariño muy fuerte para la antropología, he leído docenas y docenas de libros de antropólogos y considero esta disciplina una de las más importantes de las ciencias sociales contemporáneas. Precisamente porque nos ayuda a construir una visión.

El antropólogo es una persona que sabe abstraerse de sus propios conocimientos y de su cultura (en general muy amplia y variada) para mirar con detenimiento a los hechos y proporcionar una visión. En cada proceso de innovación, pues, empezar con un estudio antropológico nos podría aportar mucho más que una mayor comprensión de lo que estamos haciendo. Nos podría ayudar a entender el porque innovamos, las razones que nos empujan a cambiar la forma de hacer las cosas.

Creo que después de este libro de Kelley volveré a leer los clásicos de Malinowski y a profundizar los temas de ciberantropología. Algo que, por cierto, recomiendo a cualquier persona involucrada en procesos de innovación.

Comentarios»

1. danielkaar - 20 marzo 2010

De todas las líneas por las que transcurre esta conversación, la que me resulta más interesante es la que se pregunta por una mirada integradora. Pareciera que la cantidad de conocimiento disponible ha ido generando especializaciones verticales más que horizontales. Esto no implica -humanos al fin- que los especialistas en un tema no se sientan habilitados para opinar (en muchos casos intentar imponer su criterio) sobre temas que son adyacentes a su disciplina. Un buen ejemplo de esto son las discusiones que hemos tenido los educadores con los ingenieros que desarrollaron el proyecto OLPC.

En todos estos procesos tampoco hay que perder de vista cómo juegan las presiones del mercado y los intereses particulares de cada sector.

Nuestra consultora ha generado un curso de introducción a las herramientas 2.0 que sostiene el precepto (no declarado) de que la herramienta más potente de la Web 2.0 es el pensamiento situado.

Esta afirmación se puede pensar para cualquier actividad productiva que necesite articular: tecnología, interfases, cultura de uso y cambio de paradigmas ¿Quién vigila que ese proceso se verifique? ¿Quién trabaja sobre las estrategias de involucramiento? Quizás un antropólogo que deberá meterse con la matriz tecnológica y conocer los lenguajes de programación. O quizás un ingeniero con una formación tal que le permita conocer los procesos de subjetivación y esté acostumbrado a observar sin tratar de reglar.

Lo que quiero decir es que no importa mucho la etiqueta, ni cuál sea la disciplina de origen. Sino la comprensión profunda de lo troncal de todos los campos involucrados en el tema.
Saludos desde Rosario, Argentina.

Marcello Rinaldi - 22 marzo 2010

Hola, estoy muy de acuerdo con esta mirada integradora que propones. Y me parece aún más interesante de que lo asocies, en tu curso de introducción sobre 2.0 a estas tecnologías. Es cierto, la integración es probablemente uno de los logros conceptuales más interesantes de esta nueva época de la colaboración y intersección.

Gracias por tu comentario.

Marcello

danielkaar - 31 marzo 2010

Gracias por la idea! hasta ahora lo he llamado hibridación, pero en realidad es más accesible si se la nombra como integración.

2. Cambio y Corto » Blog Archive » El Laboratorio de la Base de la Pirámide y la co-creación - 18 marzo 2010

[…] No podría estar más de acuerdo. Me salió el antropólogo que llevo dentro! ¿Aún no tiene usted un antropólogo en su empresa? […]

3. Miguel Torrijos - 16 marzo 2010

La Innovación propiamente dicha, es un concepto que llevamos desde que andabamos a cuatro patas, el fuego, la rueda…la innovación no es otra cosa que la herramienta que tiene el ser humano de evolucionar, sentimos, que no pensamos en que tenemos que mejorar lo que nos rodea, que podemos hacerlo mejor que nuestros padres. Por tanto, considero que un antropólogo además de un arqueólogo, un sociólogo, aportarian mas que un ingeniero en un proceso de innovación. La pregunta de porque innovamos, creo que no debe ser la única, creo que debemos preguntarnos: ¿hacia donde, nos lleva dicha innovación? o ¿realmente esta innovación mejora en algo nuestro entorno?.
Quiza en el aspecto de la innovación, siempre queremos mejorar lo que actualmente manejamos, ¿pero y si nos preguntamos, si existieron procesos mejores que los que actualmente manejamos? en ese caso ¿si convergemos aquellos procesos con las actuales herramientas que poseemos, no seria una mejor innovación? ¿porque no adaptamos nuestras herramientas a los procesos como la arquitectura, la agricultura que existió hace 2000 años?.
Tambien debemos preguntarnos si la sociedad en si, esta dispuesta a adoptar ciertas innovaciones. Quiza lo que nosotros pensamos como innovación revolucionaria, la sociedad no ve la mejora que planteamos.
En definitiva, perfiles que pensamos que no deben estar en un proceso de innovación, puede llevarnos al exito o el fracaso de dicha innovación, con lo cual no puedo estar mas de acuerdo con las afirmaciones que realiza Tom Kelley.
Gracias Alex por recordarnos que los arboles muchas veces tapan el bosque.

Marcello Rinaldi - 16 marzo 2010

Gracias a todos por pasaros y dejar vuestros comentarios. En LinkedIn también se ha generado un interesante debate, que completa lo que se está comentando aquí:
http://www.linkedin.com/groupAnswers?viewQuestionAndAnswers=&gid=2102090&discussionID=15529699&commentID=13261469&report.success=MMphT5RTov81K6ERtSM9EnJKxTpOk0n4CQtu3PC6NupwCnBxYcOiLcp8hgF8R1iSUPGM5Ibde9wu#commentID_13261469 (si tenéis cuenta en LI, tenéis que acceder para ver el contenido de esta página)

4. Trina Milan - 16 marzo 2010

Alex,
gracias por reivindicar a los antropólogos, muchos me han preguntado que para què servia la antropologia, y yo les contestaba: para vivir…la antropologia sirve para poner orden, para saber analizar, para saber ver más allá. Como antropóloga siempre he tenido la sensación de tener un grado de visión más prpofunda que sólo el método científico de la antropologia me ha facilitado…luego viene saber qué hay que hacer però como mínimo tener capacidad de análisis i abstracción ya es mucho
un abrazo

Marcello Rinaldi - 16 marzo 2010

Hola Trina, es cierto, esto es lo que siempre me ha atraído mucho de la antropología, este “grado de visión más profunda” basado en un método científico. Todos los libros de antropología que he estudiado, de hecho, me han ayudado precisamente en desarrollar este tipo de visión.

Disfruta de tu mirada.🙂 Marcello

5. Alejandro García García - 16 marzo 2010

Estoy de acuerdo con lo que opinas de la antropología.

No he leído el Libro que comentas pero lo haré.

Gracias Marcello.
http://alex-elusodesimismo.blogspot.com/search/label/antropolog%C3%ADa

Marcello Rinaldi - 16 marzo 2010

De nada, disfrútalo. Es un buen libro.🙂

6. Jorge Dieguez - 16 marzo 2010

Hola Juanjo, yo sigo sin tenerlo muy claro:-)
Fijate en las fechas:
Xerox Alto [editar]
El Xerox Alto, desarrollado en el Xerox PARC en 1973, fue el primer ordenador personal, así como el primero que utilizó la metáfora de escritorio y una interfaz gráfica de usuario.

She is a graduate of the University of California at Berkeley, obtaining her BA in 1972, MA in 1977 and a Doctorate in Social and Cultural Anthropology in 1984.

Algo no me cuadro, por lo que veo la mujer estuve en el equipo de Xerox pero no es la “inventora” de los interfaces, sin embargo si estan los nombre de Douglas C. Engelbart (n. en Oregón, Estados Unidos, el 30 de enero de 1925), un inventor estadounidense, descendiente de noruegos. Es conocido por inventar el ratón, y es un pionero de la interacción humana con las computadoras, incluyendo el hipertexto y las computadoras en red.
Engelbart recibió un título de grado en ingeniería eléctrica de la Oregon State University en 1948, un título de grado en ingeniería de la Universidad de Berkeley en 1952 y un doctorado de UC Berkeley en 1955.

Como ves el hombre que ponen como el impulsor del proyecto tenia formacion tecnica.
No quero entrar en debate tecnologia vs psico-socio-peda, jeje pero creo que es bastante patente que las personas “practicas” que trabajan con las mauinas son las que aportan grandes avances tecnologicos, tales como Web, Gui, etc.

Juanjo Almenara - 16 marzo 2010

Buena apreciación temporal…pero no puedo estar muy de acuerdo en el trasfondo de tu argumento. Sin entrar en detalle de fechas (ya te adelanto que mi conocimiento de la obra y participación de Suchman en los avances de Xerox parten de lecturas de tiempo ha y que no tengo almacenadas en orden cronológico), la susodicha, tras analizar el comporamiento de los usuarios manejando las fotocopiadoras (con miles de opciones generadas o no por técnicos), planteo la brillante idea de poner un botón VERDE Y GRANDE, el mismo que arrastran el resto de fotocopiadoras, aún las actuales. Aquí me surgen dos preguntas:

1. ¿Quién duda en estos momentos que el botón Verde en las fotocopiadoras sirve para hacer funcionar el aparato?
2. ¿Quien no ha tenido problemas (muchos) cuando hemos recibido una lavadora en casa y no hemos sabido ni cómo poner un programa largo o corto de manera rápida e intuitiva?

Naturalmente los perfiles técnicos son los que inventan los artilugios que facilitan y mejora la vida (y mucho) de las personas. Ahora bien, no creo que los ingenieros tengan en la cabeza al usuario cuando generan un prototipo. Para eso está otro perfil que tiene en cuenta cuáles son los arquetipos que maneja el ser humano (elementos generales a los que se tiene miedo, formas que son más rápidamente asumibles o cognitivamente más fácil de asimilar por la mente…) , como se reacciona con los objetos, qué se piensa antes de hacerlo…
No quiero decir que un técnico no lo pueda hacer…lo que quiero decir es que no es su papel. De ahí la necesidad de la interdisciplinariedad.

7. Leandro Codarin - 16 marzo 2010

Estimado Marcello,

Siempre es interesante leer sus post y reflexionar al respecto. En su línea, creo que hay que aportar preguntas y reflexión a un espacio invadido por productos e innovaciones “humo”.

Aunque por la realidad del mercado español, quizás sería bueno estimular por la presencia de profesionales de la formación en línea, también de antropólogos. Si España quiere liderar el eLearning en español, deberá apostar por personas con experiencia, conocimientos y creatividad en la búsqueda de soluciones.

Tanto vender humo, tanto becario realizando proyectos de miles de euros, tanto director de eLearning que no diferencia un bocata de un blog, en un entorno de crisis, me temo que no permita conocer el verdadero potencial del eLearning en un entorno socio-laboral tan dinámico.

Marcello Rinaldi - 16 marzo 2010

Es cierto, Leandro.

Tanto vender humo no ayuda al crecimiento estructural del sector de e-learning. Algo que he encontrado en España y que no tenía en Italia, es lógico, es el alcance internacional de los proyectos. La posibilidad de gestionar proyectos hispano hacia tantos países debería subir el nivel de la profesionalidad de los que trabajamos en este sector, debería servir para fomentar la calidad. No siempre es así, pero tampoco está mal.

En este momento, el e-learning está muy de moda y por esta sencilla razón también se genera fenómenos de inflación, se valora demasiado hasta incluso lo que no tiene valor. Pero también los clientes están aprendiendo cada día más. Y esto está muy bien. No es fácil vender humo a un cliente preparado. Esto está muy pero muy bien.

Sin duda la presencia de profesionales que sepan OBSERVAR y ENTENDER los fenómenos, como los antropólogos, nos permitiría crecer y mejorar nuestros productos y servicios.

Gracias por pasarte, Leandro.

8. Marcello Rinaldi - 15 marzo 2010

Ay, que buen debate se ha generado a lo largo del día de hoy. Yo tampoco sabía eso, Juanjo. Y me alegra descubrirlo. Gracias.

Del grupo de los trabajadores de Xerox siempre se me quedará la imagen de la película-culto “Piratas de Silicon Valley” (http://es.wikipedia.org/wiki/Piratas_de_Silicon_Valley), cuando los de Apple visitan a Xerox y esta gente le presenta TODO lo que acababan de crear, ratón y ventanas…🙂 Pero probablemente la parte más divertida de la película es cuando, un año más tarde, Jobs se cabrea con Gates porque “le ha robado la idea de las ventanas”.😀

Regresando al tema, más serio, del que se hablaba, es cierto que una perspectiva de enfoque etnográfico-antropológico ayudaría a dar vida a proceso de innovación mucho más concretos y pragmático, en vez de “innovar por innovar”, que es lo que hacen muchos. Lamentablemente.

9. De la 'cencerrada' a los pasodobles - 15 marzo 2010

[…] Un antropólogo en la empresa (¿por qué innovamos?) « Conduciendo a … Tags: el correo digital, la empresa […]

10. Jorge Dieguez - 15 marzo 2010

Juanjo, ineteresante! No sabia que el sistema de ventanas de Xerox fue desarrollado o promovido por Psicologos o Pedagogos, mas bien por informaticos!!!!! Dime tu fuente, que parece interesante!

Juanjo Almenara - 15 marzo 2010

Hola Jorge,
detrás del invento del escritorio, las ventanas, el ratón, está el equipo de Lucy Suchman, antropóloga y el primer referente mundial en materia de HCI (Human Computer interaction), que postulaba el acercamiento al entorno del usuario para comprender cómo interactúa con los objetos.

Por esta razón pienso que con esta fiebre del rebautismo, detrás de todo el movimiento ciberantropología subyace una “antigua” disciplina, la etnosocioligía, que utiliza herramientas básicas como la observación participante para el registro cualitativo de comportamientos de usuario.

Bueno, algunos materiales introductorios que pueden apoyar podrían ser:

http://www.cs.buap.mx/~asanchez/IHC_cambios.pdf
http://www.plazamayor.net/antropologia/boant/noticias/FEB0306.html

No digo que psicólogos y pedagogos estuvieran detrás. Digo que las disciplinas forman parte de un mismo todo:
-Psicología: nos ayuda a conocer qué procesos psicológicos subyacen de los comportamientos y acciones.
– Antropología: nos ayuda a conocer cómo estas acciones se materializan en el entorno en el que estamos inmersos.
– Pedagogía: nos ayuda a generar modelos educativos que faciliten la adquisición y retención natural (para su posterior utilización) de las acciones consideradas como deseables (otro día, si sale el tema, hablaremos de la reconciliación integradora).

Un saludo.

11. Juanjo Almenara - 15 marzo 2010

Me encanta que hagas referencia a esta figura tan imbricada con la psicología y la pedagogía.

Hay muchas empresas que tuvieron esta visión hace tiempo. Tal es el caso de Xerox. Estoy seguro de que tuvieron mucho que ver en su patente del sistemas de ventanas que ahora utilizamos sin pararnos a pensar en la revolución que supuso en su tiempo.

Estoy seguro que con más antropólogos sería más sencillo poner una lavadora o manejar un lavavajillas, en definitiva, mejorar la experiencia de usuario y la relación hombre-máquina.

Poco a poco vamos consiguiéndolo. Si la cosa va de libros yo aconsejaría Principios Universales del diseño. Editorial: Blume,
un libro interdisciplinar, muy aclaratorio para las personas que tratamos de enseñar y lo más importante, que otros aprendan, a través de entornos digitales.

12. HostGator | Abraço - abraços e beijos - 14 marzo 2010

[…] Un antropólogo en la empresa (¿por qué innovamos?) « Conduciendo a … […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: